El teletrabajo es una realidad, pero ¿Conoces sus riesgos?

La amenaza del trabajo distribuido

Antes de que comenzara la pandemia, las empresas ya diseñaban y desplegaban políticas de «Bring Your Own Device» (BYOD) con las que los empleados podían acceder a los sistemas de trabajo desde sus propios smartphones y portátiles. Sin embargo, al igual que sucede con gran parte de la transformación digital que se ha producido durante la pandemia, la rápida implantación del trabajo a distancia aceleró la adopción de estas políticas.

En estos momentos, en los que muchas empresas se plantean un modelo de trabajo híbrido, es importante que vuelvan a revisar sus políticas de BYOD junto con las medidas de autenticación y acceso, y que den prioridad a la seguridad. Aunque a los empleados trabajar con sus propios dispositivos les puede facilitar las cosas (¿quién no ha consultado el correo electrónico del trabajo en su teléfono?), el BYOD conlleva riesgos de seguridad importantes.

Por un lado, los dispositivos personales que están en una red doméstica tienen más propensión a ser infectados por un virus, ya que las empresas no pueden regular en estos ordenadores las actualizaciones de seguridad ni la instalación de software antivirus. El resultado es que se abre la puerta a posibles ciberataques y vulneraciones, lo que pone en peligro los datos confidenciales, sobre todo si tus empleados guardan los datos corporativos por error en sus discos duros o en sus clouds personales.

Asimismo, los dispositivos personales están expuestos a la pérdida y al robo. Como las empresas no pueden definir fácilmente políticas de contraseña o de autenticación en esos portátiles o smartphones personales, existe la posibilidad de que los datos que contienen estén desprotegidos y se pueda acceder a ellos fácilmente.

En la actualidad, la mayor parte de las empresas han decidido aceptar estos riesgos porque resulta difícil desplegar el trabajo híbrido sin una política de BYOD. Los empleados se han acostumbrado a su configuración de casa, y algunos pueden sentirse más cómodos si dejan el ordenador del trabajo en la oficina y usan su portátil personal en casa. Para mitigar estas preocupaciones, hay que hacer un esfuerzo para formar a los empleados, asegurándose de que son conscientes de los riesgos y de que reciben instrucciones claras sobre cómo proteger sus dispositivos personales. La mejor opción es asociarse con un proveedor tecnológico que tenga como objetivo la seguridad. En Midway Technologies ayudamos a los clientes a desplegar Microsoft 365 de una forma totalmente segura. Microsoft 365 es una plataforma integral que usa inteligencia artificial para identificar las amenazas y las vulnerabilidades, el dispositivo del que pueden proceder y mitigarlas. Microsoft 365, al ayudar a las empresas a poner en marcha su modelo de trabajo híbrido de un modo seguro, contribuye a proteger los dispositivos y los datos empresariales, a utilizar tecnologías antivirus avanzadas y a facilitar el acceso remoto seguro desde cualquier dispositivo.